Sorpresas en los fondos oceánicos

A pesar de la intensa búsqueda de datos realizada por Wegener, actualmente conocemos algunos desaciertos en su teoría:

  • Las causas de los movimientos continentales no son las sugeridas.
  • Los fondos oceánicos también se mueven.
No puede extrañar ninguno de estos dos errores, ya que se conocía muy poco acerca del interior terrestre y casi nada sobre los fondos oceánicos.

Un año antes de su accidente, Arthur Holmes descubre que el manto terrestre se encontraba agitado por corrientes de convección.
Más tarde, una serie de avances tecnológicos permitió conocer mejor la topografía de los fondos oceánicos y descubrir la existencia de un relieve submarino: la dorsal oceánica.
 Finalmente, Tuzo Wilson introdujo el término placa para referirse a grandes fragmentos de litosfera que se movían de forma unitaria, lo que dio lugar a un desarrollo completo de la teoría de la tectónica de placas, según la cual la litosfera esta dividida en fragmentos, que se mueven debido a la agitación térmica del interior terrestre, originando vulcanismo, sismicidad, cordilleras...

El estudio de los fondos oceánicos deparó notables sorpresas:

  • Las dorsales oceánicas: La atlántica con un surco central, limitado a ambos lados por fallas normales, denominado rift. Otras carecen de el, de tal forma que la dorsal se encuentra interrumpida por fracturas transversales: fallas transformantes.


  • Distribución y escasez de los sedimentos: Se esperaban hallar capas y capas de sedimentos, reflejando la historia de la Tierra, desde que se formaron los océanos, hace más de 4.000 M.a. Pero, encontraron que no había sedimentos en el rift y que en los fondos oceánicos había muy pocos. Además, iban disminuyendo conforme nos alejamos de la dorsal y no se distribuyen homogéneamente. 
  • Juventud de la corteza oceánica: Se encuentran diversas capas de sedimentos; los más superficiales son actuales y su antigüedad aumenta con la profundidad. La edad de los más antiguos de la zona  es la edad de la corteza oceánica en ese lugar. Hay tres datos que se repiten en todas las cuencas oceánicas:
    • En las dorsales los basaltos son actuales.
    • Se incrementa su edad al distanciarnos de las dorsales y además, nunca superan los 180 m.a.


Dinámica de los fondos oceánicos

Ciertas rocas, poseen pequeños cristales que tienen capacidad de imantarse y orientarse según el campo magnético terrestre. Una vez completado el proceso, la imantación de los minerales es permanente e indicará la orientación que tenía el campo magnético cuando se formó.
El magnetismo impreso en las rocas se denomina paleomagnetismo.


-Teoría de la extensión del fondo oceánico

Se descubrió que los basaltos de la corteza oceánica muestran una llamativa magnetización en bandas paralelas al eje dorsal. Para explicar este suceso, F.Vine y D.Matthews elaboraron la teoría de la extensión del fondo oceánico que consiste en: 
video

  • Período 1: Una masa de magma llega hasta la dorsal. Se enfría y el basalto formado contiene cristales de magnetita con la polaridad normal.
  • Período 2: La litosfera recién creada se aleja de la dorsal. El espacio dejado lo ocupa nuevo magma y los cristales de magnetita recogen la polaridad existente, en este caso invertida
  • Período 3: El proceso de creación de nueva litosfera oceánica continúa, y en cada momento los basaltos graban la polaridad.

-Subsidencia térmica

Si se está creando continuamente nuevo fondo oceánico y la Tierra no está creciendo, la creación de nueva superficie debe ser compensada mediante la destrucción de superficie antigua. Por otro lado, si dos placas se alejan una de otra, esto significa que se acercan a otras placas que se encuentren en su camino, y si éstas no se alejan lo suficientemente rápido tienen que competir por la superficie que ocupan. En los extremos de dos placas, una continental y otra oceánica, esta última tiende a hundirse, porque es más pesada que la astenósfera, mientras que la placa continental flota por ser más ligera. En consecuencia, la placa oceánica se hunde bajo la continental y regresa al manto, donde las altas temperaturas la funden. Las trincheras oceánicas son, por tanto, zonas de subducción donde se consume la placa oceánica. El hueco entre la placa subducida y la subducente forma una trinchera oceánica, donde se deposita gran cantidad de sedimentos, aportados, sobre todo, por la continental. Algunas veces parte de estos sedimentos se une al continente y, de esta manera, crecen los continentes.

-Mecanismo de la subsidencia térmica


Se denomina subducción al proceso por el que la litosfera se introduce en el interior terrestre.

¿Esto para qué sirve?

Conociendo los fondos oceánicos, conocemos un poco más el planeta en el que vivimos, y nos proporciona información de la actividad sísmica, vulcanismos, cambios en la composición del suelo...


Bibliografía

http://www.astromia.com/tierraluna/expansion.htm
http://docentes.educacion.navarra.es/metayosa/1bach/Tierra6.html




Marta M.R.

1 comentarios:

Fernando Ojeda Barceló dijo...

ok

Publicar un comentario

Gracias por comentar los artículos. Estoy encantado de que te apetezca participar en el blog.