Hormonas, así controlan tu vida.

Hoy hemos empezado a ver algo sobre los tipos de hormonas, sobretodo de los vertebrados, y qué glándulas las segregan.

Para empezar,  ¿Qué son las hormonas? ¿Cómo afectan a nuestro organismo?

Las hormonas son sustancias secretadas por glándulas endocrinas o células epiteliales, que se vierten en el torrente sanguíneo, cuyo fin es el de influir en la función de otras células.
Todos los organismos pluricelulares producen hormonas, incluso las plantas.


Existen muchas hormonas en el cuerpo humano, hoy solo vamos a ver dos glándulas, con sus respectivas hormonas.

El hipotálamo y la hipófisis. Ambas situadas en el diencéfalo.



Nos vamos a preguntar qué pasaría si algo le ocurriese a su funcionamiento, que consecuencias provocaría, y para eso, necesitamos saber qué hace cada una.

Para empezar, el hipotálamo es la región del cerebro más importante para la coordinación de conductas esenciales, regula la liberación de hormonas de la hipófisis, mantiene la temperatura corporal y organiza conductas tales como la alimentación, la ingesta de líquidos, el apareamiento y la agresión.
Hay dos tipos de neuronas secretoras en el hipotálamo, unas estimulan la secreción en la adenohipófosis y otra en la neurohipófisis.

El hipotálamo ciertamente juega un papel muy importante para asegurar el funcionamiento normal del cuerpo, como he dicho antes, además de regular la hipófisis, que es una glándula muy importante, regula hasta la sed, el hambre, y el sueño (entre otras cosas). Imaginad como el cuerpo iba a reaccionar si el hipotálamo no funciona correctamente.

Es dificil hablar de irregularidades en el hipotálamo sin que afecte de alguna manera a la hipófisis, lo complicado a cerca de las glándulas, es que si falla una, genera un efecto en cadena que afecta a la siguiente. Si el hipotálamo no funciona correctamente, afecta a la hipófisis, y de ahí a muchos más sitios

Por ejemplo los problemas de hipotiroidismo, son problemas por falta de hormonas tiroideas, pero también puede ser originado por un problema en el hipotálamo. La fatiga crónica tienen el mismo problema, el hipotálamo se hiperactiva provocando un efecto en cadena hacia la hipófisis, y las glándulas suprarrenales, las cuales estimularan el sistema nervioso inmunitario, digestivo, circulatorio, y musculo-esqueletico. En esta enfermedad, una irregularidad en el hipotálamo provoca cansancio, por ejemplo.

Por otro lado, la hipófisis, es una glándula endocrina que segrega hormonas encargadas de regular la homeostasis incluyendo las hormonas que regulan la función de otras glándulas del sistema endocrino, dependiendo en parte del hipotalamo el cual a su vez regula la secreción de algunas hormonas
La hipófisis consta de tres partes:
·         Adenohipófisis: responsable de la secreción de numerosas hormonas (TSH, FSH, LH, ACTH, GH, prolactina)
·         Hipófisis medial: produce hormonas estimulantes de los melanocitos que inducen aumento de sistesis de melanina 
·         Neurohipófisis : produce oxitocina y ADH



¿Cuáles son los factores que pueden causar una enfermedad hipotalámica o hipofisaria?

      Tumores



      Traumatismos
      Lesiones vasculares: aneurisma, infarto, apoplejía hipofisiaria
      Enfermedades inflamatorias: encefalitis, meningitis, sarcoidosis, TBC
      Daño por radioterapia hipofisiaria.


ENFERMEDADES



Algunos ejemplos de las enfermedades que la hipófisis y del hipotálamo pueden originar debido a la irregularidad de la secreción de hormonas son:


  
1       1.    Hiperprolactinemia: La causa la elevación de las cifras de prolactina. El exceso causa galactorrea y trastornos de la función sexual y reproductora. Se producen anomalías del ciclo menstrual y disminución de la libido.
  1. 2.     Hipoprolactinemia: La causa el déficit de prolactina. Se manifiesta por la incapacidad para la lactancia. Es la primera manifestación del síndrome de Sheenan.
    3.     Acromegalia y gigantismo: el exceso de la hormona del crecimiento. Es una enfermedad crónica debilitante asociada a un crecimiento exagerado de los huesos y partes blandas, como crecimiento de las manos y pies, perímetro craneal, rasgos faciales toscos…
    4.     Enanismo hipofisario: Se trata de los los pacientes con déficit de hormona del crecimiento, que presentan una velocidad de crecimiento inferior a la normal. Se trata con GH sintética con una aceleración de la velocidad del crecimiento
    5.     Alteraciones de las gonadotrofinas
    -Tumores hiposifiarios secretores de gonadotrofinas
    -Hipogonadismo hipogonadotrofo o central
    -El síndrome de kallman
    6.     Alteraciones de la tirotrofina
    -Hipotiroidismo hipofisiario
    -Hipertiroidismo hipofisario
    7.     Alteraciones de la corticotrofina
    - Síndrome de Nelson
    -Déficit de ACTH
    8.     Enfermedades del hipotálamo
    -Craneofaringiomas, gliomas del nervio óptico, tumores de las células germinales, enfermedades franulomatosas, meningiomas del ala de esfenoides, los aneurismas de la carótida interna, gliomas, hamartomas, ependinomas, tumores germinales y los teratomas
    9.     Adenomas hipofisarios
    10. Hipopituitarismo: Déficit de una o varias hormonas hipofisarias
    11. Síndrome de la silla turca vacía: Cuando la hipófisis no llena la silla turca, el espacio restante es ocupada por LCR.
    12. Diabetes insípida: Liberación al organismo grandes cantidades de orina diluida
    13. Sindroma de secreción inadecuada de vasopresina: La producción excesiva de ADH provoca una reabsorción de agua en el túbulo distal superior a la normal. 




 ¿Y esto para qué sirve?

Un endocrinólogo, aunque puede que no sea uno de las profesiones más conocidas, es muy importante, sabe como tratar condiciones que, con frecuencia, son complejas e incluyen a varios sistemas y estructuras dentro del cuerpo. No muchas personas reconocen la grandisima importancia del papel de las hormonas en nuestro organismo sin embargo son imprenscindibles. Siempre está bien aprender un poco más sobre la complejidad del organismo. 


Atención: ¡Pregunta!

Si solo dos glándulas son tan importantes y pueden llegar a causar tantas enfermedades, ¿podrías imaginarte cuantas más enfermedades se podrían originar en las demás glándulas que todavía no hemos visto?




 Bibliografía




LAURA F.P

1 comentarios:

Fernando Ojeda Barceló dijo...

ok

Publicar un comentario

Gracias por comentar los artículos. Estoy encantado de que te apetezca participar en el blog.