¡¿Quién tiene el mando y el control? ... El cerebro!


Sistema nervioso.

Ayer, día 21 de marzo continuamos con la lección doce titulado "Coordinación y locomoción". Explicamos el punto cinco sobre el sistema nervioso en vertebrados. El punto seis sobre el funcionamiento del sistema nervioso.


Sistema nervioso en vertebrados.

Los vertebrados poseen un tipo de sistema nervioso denominado tubular. En la parte anterior se encuentra el encéfalo y en la posterior la médula espinal.

El sistema nervioso se divide en:
-Sistema nervioso central (SNC). Está constituido por el encéfalo y la médula espinal.
-Sistema nervioso periférico (SNP). Constituido por ganglios y nervios.



Tendencia evolutiva del encéfalo.



Sistema nervioso central (SNC).


El sistema nervioso central tiene por función la producción y control de las respuestas ante todos los estímulos externos e internos del organismo.

Anatomía:

-Las envolturas membranosas. Se denominan meninges, y están formadas por tres capas: duramadre, aracnoides y piamadre.
-Las envolturas óseas. Constituidas por el cráneo y las vertebras. 
-Encéfalo. El encéfalo es el órgano que controla todo el funcionamiento del cuerpo. Realiza un control voluntario e involuntario.
Anatómicamente, el encéfalo está conformado por el cerebro, el cerebelo, bulbo raquídeo.

ESTRUCTURA DEL ENCÉFALO.
Cerebro. Corresponde a la parte anterosuperior del encéfalo. Su función es muy compleja; regula los movimientos voluntarios y la actividad consciente consciente. Está formado por la sustancia blanca, que es la ramificación de las neuronas y por la sustancia gris que son los cuerpos neuronales que forman la corteza cerebral.
Está constituido por el telencéfalo, el diencéfalo y el mesencéfalo.
1. Telencéfalo. Es la estructura cerebral situada sobre el diencéfalo, está dividido en los hemisferios cerebrales. Representa el nivel más alto de integración somática y vegetativa.
2. Diencéfalo. Es la parte del cerebro situada entre el tronco del encéfalo y el telencéfalo. En él se encuentran el hipotálamo y la hipófisis.
3. Mesencéfalo. Se encarga del control de numerosos reflejos visuales y auditivos.

Cerebelo. Sirve de puente junto con el bulbo raquídeo, a los impulsos de la médula para que lleguen al cerebro.
Entre sus funciones están: el regular, los latidos cardiacos, la presión arterial, la respiración, el equilibrio; coordina los movimientos musculares voluntarios.
Desde el punto de vista anatómico la corteza del cerebelo se divide en una capa externa, o molecular, y una capa interna, o granulosa.

Bulbo raquídeo. Es la terminación de la parte superior de la médula espinal. Actúa sobre movimientos involuntarios del corazón, intervienen en el funcionamiento de las vías respiratorias, del esófago, intestino delgado, páncreas, hígado, participa en los mecanismos del sueño y la vigilia, detecta los niveles de oxígeno y dióxido de carbono.


Estructura del encéfalo.

-Médula espinal. Se ubica en la cavidad medular, se extiende desde la cavidad craneal hasta la parte final de la columna vertebral.
La médula espinal tiene dos funciones fundamentales: en primer lugar, es el centro de muchos actos reflejos.
En segundo lugar, la médula es la vía de comunicación entre el cuerpo y el encéfalo, gracias a los cordones blancos que permiten el paso de vías ascendentes sensitivas y vías descendentes motoras.


ESTRUCTURA DE LA MÉDULA ESPINAL.
Al igual que el cerebro, la médula espinal está compuesta por una sustancia gris que se encuentra en el centro y una blanca que la rodea. La materia gris contiene cuerpos celulares nerviosos y está organizada en cuatro astas o raíces: dos dorsales y dos astas ventrales. La sustancia blanca está formada por axones de neuronas que se agrupan en dos tipos de vías: las ascendentes, que transmiten señales sobre las percepciones del cuerpo hasta el cerebro, y las vías descendentes, que emiten impulsos nerviosos desde el cerebro hacia la médula espinal, para luego de allí ir a los músculos esqueléticos, produciendo movimientos voluntario.


 











Sistema nervioso periférico (SNP).

El sistema nervioso periférico está formado por los nervios (agrupaciones de fibras nerviosas rodeadas por tejido conjuntivo) y los ganglios nerviosos (agrupaciones de cuerpos celulares de neuronas que hay fuera del sistema nervioso central).

 Según el lugar en el que se originan se distinguen:

Nervios craneales, que se originan en distintas zonas del encéfalo. Existen 12 pares, algunos de ellos son sensitivos, otros son motores y otros son mixtos.
Nervios raquídeos, originados en la médula espinal. Los nervios raquídeos son 31 pares de nervios mixtos. Las fibras aferentes (sensitivas) de estos nervios penetran en la médula
por el asta dorsal, mientras que las eferentes (motoras) salen de la misma por el asta ventral.



Sistema nervioso autónomo.

Está constituido por fibras nerviosas que controlan el músculo estriado cardíaco, las glándulas y el músculo liso, es decir, los órganos que realizan acciones involuntarias.
Cada órgano interno del cuerpo recibe inervación de las ramas simpática y parasimpática del sistema autónomo, las cuales ejercen normalmente acciones antagónicas, consiguiendo así una precisa regulación de su actividad.

Simpático: Prepara al cuerpo para la acción. Promueve respuestas de “lucha o huída” e inhibe las funciones vegetativas.
Parasimpático: Está relacionado en general con el reposo y la digestión. Promueve funciones vegetativas y reparadoras.


Sistema nervioso autónomo.


 






 Funcionamiento del sistema nervioso.

La información recojida por los receptores es llevada hasta los centros nerviosos a través de los nervios. Dependiendo de si la respuesta está controlada o no por la voluntad se diferencian: los actos voluntarios y los actos involuntarios.


Actos involuntarios o reflejos.

Los actos reflejos son respuestas involuntarias que se producen ante estímulos determinados. Constituyen el mecanismo básico de funcionamiento del sistema nervioso.
El lugar del SNC donde se ubican las conexiones o sinapsis se conoce como centro reflejo.
Los elementos que intervienen en su realización son: un receptor, una neurona sensitiva, una neurona de asociación, una neurona motora y un órgano efector.
Actos involuntarios, dos tipos:
Reflejos incondicionados. Son congénitos y en su elaboración interviene la médula. Se tiende a proteger el organismo.
Reflejos condicionados. En su elaboración interviene la corteza cerebral y se adquieren tras un proceso de aprendizaje.


Arco reflejo.



             ¿Todo esto para qué sirve?



El estudio del sistema nervioso en los vertebrados nos sirve para conocer la compleja anatomía del sistema nervioso central y periférico. A través de su conociemiento de puede entender su funcionamiento y conocer cómo interviene nuestra forma de vida en él y cómo podemos cuidarlo. También nos permite interpretar cómo las enfermedades pueden afectarle y cómo podemos abordarla para su curación o si se trata de enfermedades crónicas su mantenimiento con la mejor calidad de vida posible.
 El sistema nervioso es el rey del cuerpo de los vertebrados, ya que sin él habría vida biológica pero no vida humana, puesto que sentimos a través de nuestro cerebro.



Bibliografía

-Libro 1ºBachillerato Biología y Geología
-Vídeo: YouTube
-Fotos: Imágenes Google
 
 
 
                                           María H.O
 





1 comentarios:

Fernando Ojeda Barceló dijo...

Muy bien

Publicar un comentario

Gracias por comentar los artículos. Estoy encantado de que te apetezca participar en el blog.